ALEJANDRO PALOMINO

SELECCION DE OBRA / MAREA

Febrero 2014

Marea (Video monocanal, silente, 1920 x 1080,1:35 minutos, loop)

 

Sol (Video monocanal, silente, 1920 x 1080, 12:06 minutos, loop)

Pescador (Tríptico, fotografía digital, 60 x 120 cm)

Vista de la exposición: Galería  ALTIPLANO

MAREA

 

Epojé es un concepto de la filosofía griega revitalizado por la fenomenología de filósofo alemán Edmund Husserl1, una categoría que define un estado mental de suspensión de juicio, de enrarecimiento, de contemplación o aislamiento mental, donde el observador por un instante es despojado de prejuicios para concluir o categorizar y en medio de esa incertidumbre se silencia el pensamiento y sólo se observa. Ésta es la sensación que a mi parecer provee la aproximación contemporánea al paisaje de la muestra Marea.

 

Compuesta de tres obras: Marea, Pescador y Sol, es imposible no referenciarlas al canónico género de Pintura del paisaje, Marinas; pero más allá del mar como referente y las analogías con este canon histórico de belleza, existen formas contemporáneas del llegar al paisaje que me resultan reveladoras en esta muestra. Alejandro Palomino posee entre sus procesos de trabajo técnicas de Digital Compositing, proceso de ensamblar elementos visuales de fuentes separadas para realizar una imagen o video final, cuya principal cualidad es su alto grado de veracidad, pero no sólo se trata de un pensamiento representado como posible, la manipulación o ficción es sutil, evade la espectacularidad y desplaza ligeramente lo que sabemos y creemos de esos paisajes. La temporalidad es otra cualidad también manipulada, nuevamente se trata del tiempo de un pensamiento y no de la cosa en sí, como si tratara de recordar más que de percibir o ver. Es esta suma de aproximaciones sutiles a una realidad postproducida la que nos coloca en el estado de suspensión, aislamiento y contemplación.

 

Iván Abreu, 2014, CDMX.